Miss Mundo Nicaragua Miss Mundo Nicaragua

Ponte en Miss Tacones

Stefanía Alemán (5)¿Qué es belleza? ¿Unas medidas perfectas; pechos de buen tamaño y nariz perfilada, altura de 1.80, ojos claros, piel blanca o bronceada? Si ese es el concepto actual de belleza, estamos a muy poco de parecernos a Hitler y sus aspiraciones eugenésicas, pues las que no cumplen con los cánones, al parecer, merece ser acribillada con todo el odio en Redes Sociales.

Yo lo viví como muchas. No importa lo que hagas, ni como seas. Los seguidores expertos, que lo saben todo, y que nunca han ido a un concurso jamás estarán satisfechos, siempre soñarán con fulanita de tal país, que se preparó de tal forma.

Con el paso del tiempo, los concursos (o algunos) han cambiado y han empezado  a valorar principalmente la personalidad, valores y actitud de la candidata, con el fin de ayudar a promover el amor propio en las mujeres (que tanta falta hace), y la ayuda a sus semejantes con actividades que aporten a la sociedad y su país. Pero que importa todo eso, eso es aburrido porque lo “relativamente bueno y divertido” es desahogar las frustraciones humanas en una Miss, cuyo único pecado es llevar una banda en su pecho y soñar con que el nombre de su país se escuche en el mundo.

¡Qué importa lo que  escriba! Los envidiosos dirán es una Miss y no ganó corona ¡Con que derecho escribe así! Escribo con el mismo derecho a la libertad de expresión que un seguidor utiliza para agredir a una Miss.  No necesito una corona, ni siquiera tacones o maquillaje. Soy una mujer más que aprendió a amarse, aceptarse y a creer en si misma  por sobre todas las cosas. Un concurso de belleza no es más que eso; la contienda entre lo que uno piensa de sí mismo versus lo que piensan los demás. Si logras terminar con la misma sonrisa y entusiasmo con que empezaste, considérate victoriosa.stefania-aleman-top16-2015

¡Qué no cumplía con los requisitos hitlerianos impuestos en los concursos de belleza! ¿Y cuál sería el mérito si los cumpliera? He allí el reto, contradecir esos cánones, no muchas lo han logrado y por eso se convierte en una gran proeza. Nadie lo ve así, sino ya no podrías burlarte de las Misses, tendrías que admirarlas y eso no es divertido.

Alguien una vez dijo que la belleza interior es el consuelo de las feas, yo diría que una belleza hecha a la medida es el consuelo para quien siente  desamor a lo propio, a la herencia cultural, a sus raíces. Con esto no quiero decir que una persona que se someta a cambios físicos, no sea buena persona o no pueda transmitir valores, al contrario, toda mujer que cumpla o no con los estereotipos puede ser  o sentirse una reina, siempre y cuando se ame así misma, a su patria y a los que representa.

Eso es todo, pueden tirar la primera piedra.

Atentamente: Stefanía Alemán, 1.65m. 89-65-94, morena, nicaragüense, participó en el Miss Mundo en el 2015  y apenas logró entrar al top 10 de BWAP y top25 MWDeportes. Fue a pasear, aunque descansar durante la concentración era casi un privilegio. Su pecado como el de todas; amar a su país y ser ella misma.
FacebookTwitterGoogle+PinterestCompartir

Comments are closed.

Close
Join me: